Si bien la búsqueda laboral es una etapa llena de ansiedad y expectativa, es fundamental que mantengas la calma y el buen juicio para evaluar si una oferta de trabajo es o no la indicada para ti.

 

Es normal que a la hora de postularte te dejes guiar por el cargo, por el nombre de la empresa o por la remuneración que ofrecen. Es cierto, lo primero que se ve en un anuncio de trabajo es lo que llama la atención.

 

Sin embargo, hay muchos otros factores que considerar para que evalúes y analices si eres el match perfecto para ese empleo.

 

>>>Artículo relacionado: Cómo ser el match perfecto para esa contratación <<<

 

Claves para evaluar una oferta laboral

 

1) El cargo

 

Recuerda que el cargo es sólo un nombre. Puede variar de industria en industria y de empresa en empresa. En algunas industrias un project manager puede tener un proyecto entero sobre sus hombros, mientras que en otras quizá solo esté a cargo de un equipo de análisis de datos.

 

Asegúrate de investigar qué responsabilidades conlleva ese cargo y si cumple con tus expectativas.

 

2) La empresa

 

¿Te has preguntado qué es una buena empresa para ti? Cada uno valora cosas distintas y mientras que para uno la estabilidad es importante, para otro quizá lo sea el crecimiento o los desafíos constantes.

 

Averigua cuáles son los valores y los puntos fuertes de la empresa a la que quieres postularte. Haz buen uso del networking y contáctate con empleados o exempleados por medio de las redes para que te cuenten sus experiencias.

 

3) El lugar de trabajo y el horario

 

Muchas empresas cuentan con distintas oficinas y asignan a los empleados según las necesidades del momento. Evalúa cuál sería tu lugar de trabajo, cómo te desplazarías si necesitaras hacerlo y si te es posible haz un “recorrido simulado” para realmente evaluar si es lo que vas a querer hacer por los siguientes meses o años.

 

Y aunque sé que es algo difícil de plantear, pregunta cuál es el horario de trabajo, si hay necesidad de quedarse horas adicionales o de estar disponible fuera del horario laboral.

 

4) Los viajes

 

¿Te gusta viajar? ¿Vives cerca de los aeropuertos? Tal vez para ese puesto, los viajes de negocio estén dentro de tus responsabilidades. Te restarán tiempo personal y si los consideras como una carga, es bueno que lo sepas antes de aceptar el empleo.

 

5) Los desafíos

 

Estamos siempre en evolución. Crecer y aportar valor es clave en todo momento de la vida. Piensa si este nuevo empleo te dará la posibilidad de crecer, no solo en lo profesional, sino también en lo personal.

 

Consulta sobre capacitaciones, recompensas y posibilidades de crecimiento ya que son las mejores formas que las empresas tienen para motivar a sus empleados.

 

6) El salario y los bonos

 

No lo he puesto al último porque crea que es menos importante. Al contrario, es para que lo consideres como la recompensa monetaria por todos los factores que he mencionado antes.

 

Consulta cómo estará compuesto tu salario, cuál es el base, si hay adicionales por productividad y bonos de fin de año. Además por supuesto de cómo medirán tus resultados.

 

Esto te ayudará a entender si el dinero que recibirás es la remuneración justa por todas las condiciones que ya has analizado antes.

 

Por qué sirve evaluar el puesto de trabajo

 

Porque no quieres arrepentirte luego de unos meses, sino tomar una decisión informada. Para eso es fundamental que siempre analices la propuesta y, sin presiones, recuerdes que no sólo la empresa te elegirá sino que tú también tienes la elección en tus manos.

 

>>>Artículo relacionado: ¿Arrepentimientos de tu carrera?<<<

 

Cuanta más información tengas, más consciente serás para tomar esa decisión y menor será el riesgo de que te encuentres con sorpresas.