¿Cuándo fue la última vez que googleaste tu nombre?

 

Las épocas en las que lo único que tenías que cuidar para construir una reputación online era una foto comprometedora ya pasaron.  Hoy, tu perfil social sirve a un propósito más grande: tu marca personal. Necesitas pensar en cómo quieres posicionarte, y tu perfil es una ventana que invita a conocer quién eres y cómo decides presentarte al mundo… y por supuesto, ¡los empleadores están muy atentos!

 

Las Redes Sociales y Tú

He conocido de muchas historias de candidatos o incluso empleados que tomaron malas decisiones en su perfil social que causó ser sacados de competencia o su despido. Esto es porque los empleadores han empezado a tomar nota de que lo que los empleados postean en su tiempo libre es una expresión de su carácter, de su personalidad.  Tu perfil en las redes es una extensión de ti y los empleadores quieren verte como alguien responsable y calificado.

 

¡Por supuesto crear una presencia aceptable profesionalmente no significa borrar o inventar quién eres!  Es importante que siempre te presentes auténtico.  Ser tú, mostrar tus hobbies, las cosas que te gustan es importante, sólo ten cuidado de hasta qué extremo puedes llevar las cosas sin que terminen dañando tu reputación online.

7 errores que no debes cometer en LinkedIn

 

Construye la Marca

Para empezar, pregúntate si tus perfiles sociales son un reflejo de cómo quieres que el mundo te vea. 

¿Muestra tus intereses? ¿Te ayuda a resaltar qué te hace distinto a otros?

No existe una sola forma de presentarte y tú trazas el camino, lo que es importante es definir una marca personal y dejar que tu personalidad y carácter brillen a través de tus perfiles.

 

Una marca tampoco es complicada, identifica tus características positivas y trata de impregnarlas a través de tus distintas publicaciones.  Es importante que tomes en cuenta que cuando un empleador o potencial gerente busca tu perfil en redes está buscando confirmar que eres una buena alternativa para la posición, no una razón para no contratarte.  ¡No se la des!

No saber venderte: Un gran freno en tu carrera

 

Haz la Tarea

Mientras decides cómo quieres construir tu marca personal, googleate para saber qué es lo que hoy “se dice de ti”.  Busca tu nombre completo o cualquier variación que uses.

 

¿Encontraste algo que no te ayuda? Empieza a publicar material alineado con tu nueva marca, así enviarás –con el tiempo- el contenido hacia atrás en las búsquedas.

 

Realiza revisiones periódicas en Google para asegurarte que te estás mostrando como esperas. Hoy es más necesario que nunca, construir una marca personal a través de las redes sociales, y aunque no te conseguirá el trabajo, no tener un buen posicionamiento o tener uno negativo puede costarte la oportunidad de trabajo que estabas esperando.