Si las relaciones sociales son la clave para nuestro desarrollo profesional,  llevarse bien con los compañeros de trabajo será esencial para que las horas en la oficina no se conviertan en un suplicio.

 

Pero claro, es todo un desafío. Principalmente porque tal como sucede con la familia, no elegimos ni sabemos con quién nos tocará compartir la oficina.

 

Lo que sí podemos saber y desarrollar, son estrategias para relacionarnos de la forma más saludable posible sin importar quien toque en el escritorio de enfrente.

 

Seguro que ahora mismo, si te pones a pensar, hay algún rencor lejano con alguien o una pelea por alguna diferencia de criterio, o simplemente algún roce por falta de afinidad. Es normal: donde hay personas, inevitablemente hay conflicto.

 

Pero justamente, no debemos olvidar que el entorno laboral está formado por personas con diversos objetivos, valores e intereses y que cada una aporta a la empresa desde sus diferencias.

 

Y ¡ojo! No te digo que te conviertas en amigo de todos, ni que seas falso. Solo que desarrolles técnicas para que la relación con tus pares no te cause problemas ni afecte el ambiente laboral y, en el mejor escenario, que logre que generes sinergias para hacer el camino hacia tus objetivos más fácil y sin mucho sufrimiento.

 

Aquí están las claves para un buen trato entre compañeros de trabajo:

 

1. No critiques ni hables mal de nadie

 

Si no te gustaría que hagan eso contigo, no lo hagas con los demás. Además, aunque a veces no lo parezca, en las oficinas todo se sabe. Recuerda el dicho popular: lo que dice Juan de Pedro, habla más de Juan que de Pedro. Mantente discreto y profesional.

 

2. No evites el problema

 

Trata de resolver en privado cualquier cortocircuito que surja con esa persona. Pregúntale que es lo que ha ocurrido, plantéale tu visión de las cosas y traten de llegar de forma conjunta a un acuerdo.

 

3. Escucha a los demás

 

Muchos problemas se originan por no saber escuchar. Una distinción muy importante es ¿escuchas para entender o escuchas para responder? Practica la escucha activa y concéntrate en lo que la persona está diciendo. Préstale atención.

 

>>>Artículo relacionado: 6 hábitos de las personas encantadoras<<<

 

 

4. Ofrece tu ayuda

 

No te guardes lo que sabes. Si puedes evitar que otro se equivoque o cometa algún error, avísale. Tendrás allí una persona agradecida y un buen aliado. Eso sí, hazlo en privado para evitar que todo el mundo se entere.

 

5. Agradece

 

No importa si era parte de su trabajo o no. Si un colega te ayudó, siempre da las gracias. A todos nos gusta, y necesitamos, sentirnos apreciados.

 

6. Da créditos

 

Si alguien hizo algo bien, dale créditos. Reconocer a alguien enfrente de colegas y jefes, no sólo hablará muy bien de ti, sino que estarás dando un empujoncito a alguien que hizo bien su trabajo.

 

7. Conócelos

 

La oficina transforma a todos. Las presiones, el trabajo y los resultados suelen ser nuestras prioridades y, aunque no debería, todo esto también puede sacar lo peor de nosotros. Busca momentos para conocer a tus compañeros fuera del ambiente laboral. Encontrarás personas maravillosas.

 

 

Y a riesgo de sonar repetitiva -pero es que es algo que solemos olvidar con facilidad- nunca pierdas de vista el hecho de que tus compañeros de trabajo son personas como tú, con sus propias preocupaciones, intereses, valores y con ganas de lograr sus metas y llevar adelante su vida profesional y personal.

 

Por eso, no importa lo que pase, si cumples con la máxima de “tratar a los demás como queremos que nos traten”, entonces vas por buen camino.