3 conceptos que debes conocer para obtener clientes de coaching

Como coach, el primer curso de negocios que tomé fue el de un coach español que enseñaba marketing para coaches.  La verdad que entré porque estaba convencida de dejar de tratar mi profesión como un hobby y darle la misma importancia y seriedad que le dan los inversionistas de miles de dólares a su -aún por lanzar- restaurante, por ejemplo.

 

No fue una decisión fácil porque la inversión para mi en ese momento era bastante alta y además pensaba “qué me van a enseñar, si yo vengo del mundo del marketing”.  Pues grande fue mi sorpresa (y aun recuerdo las sensaciones de asombro), cuando me di cuenta que los mismos conceptos fundamentales que usé para lanzar y marketear muchos productos, necesitaba aplicarlos ahora ¡pero en mi!  ¿Cómo se me pudo pasar a mi, siendo marketera, algo tan esencial?

 

Pues si a mi me pasó, puedo imaginar a cuántos de nosotros nos pasa todo el tiempo, así que comparto contigo 3 elementos básicos para que puedas generar clientes de manera mucho más fluída:

 

1) Resuelve un problema específico para alguien.

No podemos ser todo para todos.  Tu práctica de coaching no puede ser tan abierta que resuelvas cualquier tipo de situación para cualquier tipo de persona.  Necesitas tener un nicho. Acotar tu ofrecimiento.  Esto va a hacer mucho más fácil para que las personas quieran trabajar contigo. ¿Quién no quiere trabajar con el especialista?

 

Piensa en tu experiencia de vida, ¿qué te hace diferente? ¿qué puedes ofrecer?.  Si tienes ya clientes con los que trabajas, ¿con quiénes disfrutas más trabajar? ¿qué tipo de problemas te gusta resolver?

 

Las personas van a querer trabajar contigo siempre que logres el famoso rapport que tanto conocemos y esto va a ser posible en la medida que puedas hablarles directamente a ellos, entiendas su dolor y puedas brindarles soluciones.

 

2) Promete un resultado que puedas ofrecer

 Es bien distinto decir:

¿Necesitas coaching? Te ayudo a llevar tu vida al siguiente nivel.

vs.

Un programa de 6 semanas diseñado para lograr tu próximo ascenso.

 

Cuando tengas claro qué problema resuelves para quién, todo lo demás se hace mucho más fácil.  Las personas trabajarán contigo porque tienen la confianza que puedes resolverle ese problema.  Eso será posible en la medida que puedas pintarle el escenario al otro lado del río y vean lo que es posible. 

 

Tener un nicho te permitirá desarrollar programas que puedan resolver problemas puntuales a tus clientes, ser más específico en las capacidades que tu mismo desarrollarás como coach y realmente poder entregar el máximo valor posible para que tus clientes logren sus resultados.  Los clientes quieren saber qué pueden lograr si trabajan contigo y por qué tú eres la persona indicada.

 

Esto te ayudará también a poder cobrar un valor premium por tus servicios.  Estarás de acuerdo que el doctor neurólogo-pediatra puede cobrar más que el doctor internista de emergencia, ¿cierto?

 

 3) Hazle fácil el SI a tus potenciales clientes

Busca la forma de que el proceso de trabajar contigo sea lo más fluido posible.  Desde agendar una primera reunión de indagación hasta hacer el pago. Busca todas las instancias para que la experiencia sea la mejor que puedas brindar.  Si eso incluye buscar aplicaciones de agendamiento, ver la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito, tener correos automatizados o páginas de venta de tu programa, todo contribuye a una experiencia premium y tus clientes lo valorarán y pagarán por ello.

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.