Qué es un nicho (¡Y POR QUÉ NECESITO UNO!)

Cuando empecé con el coaching y la consultoría disparaba para todos lados.  Ofrecía coaching, talleres de negociación, persuasión, donde me llamaban ahí estaba. Busqué también trabajar con distintas consultoras que me dieran respaldo, en fin, hice todo lo posible por lo que en mi opinión “me abriera todas las puertas”.

 

No me fue del todo mal, pero la verdad es que estaba absolutamente agotada y sin una cuenta de banco que justifique ese esfuerzo.

 

Mientras le decía que si a cuanta oportunidad se presentase y sin foco alguno, tenía que aprender ¡DE TODO!.  Un poco de ventas, un poco de marketing, otro tanto de persuasión, de negociación, de habilidades gerenciales y también de coaching…. ¡OBVIO!

 

Todo hasta que conocí el concepto de nicho a través de un mentor español.  La primera vez que lo escuché me caí de espaldas… ¿Quéee?  ¿Cómo voy a elegir un nicho? ¡Será para que las posibilidades se me reduzcan!  Además, ¿cómo sé que el nicho que elija es el mejor?  No, ¡la verdad que mejor no!  Eso funcionará para empresas grandes que tienen que elegir su segmento de mercado… ¡no para mi!  Y así seguí mi camino...

 

Luego de algunos meses lo volví a escuchar a través de un curso online al que me registré, esta vez con una mentora americana que vendía millones de dólares al año, y el curso empezaba justamente con eso, DEFINIR TU NICHO.

 

En ese momento, (y porque cuando el alumno está preparado aparece el maestro) decidí probar.  Un poco a regañadientes, si.  Lo confieso.

 

Luego de algunos ejercicios y reflexiones, definí que quería acompañar a ejecutivos a lograr su próximo salto profesional y a partir de ahora a eso me dedicaría.  Todos mis esfuerzos estarían enfocados en eso.  ¡Y eso fue lo que hice!

 

Empecé a escribir blog post sobre eso, moví cielo y tierra para escribir regularmente en una revista de negocios (SemanaECONOMICA, me puedes buscar :)) y publicaba contenido en mis redes sólo sobre información que le fuera valiosa a gerentes y sub-gerentes que buscaban dar su próximo salto.

 

¿Adivinas qué pasó a partir de ahí?  Todo cambió, todo se disparó.  Mi posicionamiento fue rotundo, los clientes me buscaban de manera constante, personas que ni siquiera conocía me recomendaban (¡sorprendente!) y las cosas se volvieron más fáciles y más fluídas.

 

Si eres una persona comprometida con tu negocio de coaching o consultoría, TIENES que ver este video que te comparto.  ¡Te dará algunas ideas vitales!

 

Por favor comparte este video con quien conozcas que esté comprometido con iniciar su consultoría.  Estoy segura que te lo va a agradecer :)

 

Un mega abrazo, 

Close

Descarga GRATIS la guía los 7 pasos esenciales para hacer de tu Coaching un camino rentable.