Blog

Conoce las 5 recomendaciones para buscar trabajo en pandemia

recolocación


En estos tiempos de pandemia donde la gran mayoría de empresas están reduciéndose y los despidos se escuchan en cada otra conversación, seguramente empiezas a cuestionarte si debes seguir en tu búsqueda de trabajo o asumir que nadie está contratando.

 

Lo que no cabe duda es que estamos frente a una enorme recesión, sin embargo todos los expertos en carrera concluimos que lo más recomendable es que continues por sobre todo trabajando en tu networking y por supuesto, aplicando a las posiciones que estén disponibles, siempre cambiando ligeramente tu enfoque.

 

Si bien hay empresas que están despidiendo, también están las que se encuentran contratando. Es cierto que no son muchas, pero eso no quiere decir que tienes que bajar la guardia. No dejes de trabajar en tus redes de contacto y en compartir ideas sobre tu rubro.  Lo que siembras hoy puedes cosechar mañana y cuando una empresa decida contratar, quieres ser TÚ en quien piensen al momento que se abra la posición.

 

Claro que tenemos que estar preparado para que los puestos que hoy vemos vacantes tal vez en cualquier momento sean colocados en pausa o desaparezcan. Eso no quiere decir que no se vuelva a abrir la oportunidad en unos meses y tú tienes que estar presente en ese momento.

 

Con todo esto, es importante que consideres esto al momento de buscar trabajo:

 

1. Aprende a sentirte cómodo estableciendo contactos online

Este nuevo escenario te pide que encuentres nuevas estrategias para trabajar y desarrollar tus redes. Claramente los eventos presenciales estarán cancelados por un buen rato así que no esperes más en aprender a sentirte cómodo con las nuevas herramientas y plataformas.

 

Únete a grupos de Facebook y LinkedIn relacionados a tu sector. Ambas plataformas ofrecen muchas opciones de grupos en innumerables rubros. Y por supuesto, no basta con unirse, sino en hacerte visible. Participa de las discusiones, mantén una conversación profesional, publica y comparte información de interés al grupo y aparece cada que puedas para compartir tu experiencia y muestres lo competente que puedes ser en determinados temas.

 Networking para tímidos y no tan tímidos

 

2. Prepárate para las preguntas difíciles

Si antes ser el mejor preparado para una entrevista era primordial, en este nuevo contexto más que nunca se vuelve super importante. Hoy que las entrevistas en su gran mayoría se llevan a cabo a través de plataformas virtuales, no puedes darte el lujo de titubear o tratar de pasar la pregunta con alguna gracia o carisma con el que tal vez fuiste bendecido. Hoy a través de una pantalla eso se vuelve más difícil y cada segundo cuenta para lograr un buen impacto.


La frase “La suerte favorece a la mente preparada” no puede ser más cierta. Así que entrena a tu mente a tener las respuestas listas, ensaya y ofrécelas de manera natural.

 


3. Entrena con alguien una entrevista simulada y grábala.

Al igual que en el punto anterior, tienes que ser el mejor preparado en la entrevista. Hoy la competencia es MUCHO mayor por lo que es importante que evalúes tu desempeño en un proceso de contratación.  Si puedes hacerlo con un profesional mucho mejor aún, pero si no lo tienes disponible busca a un amigo para que te ayude con feedback. Asegúrate de conocer el mejor ángulo de la cámara, el que te ayude a verte muy profesional, el audio, tu lenguaje verbal y sobre todo el no verbal, etc. Una vez te sientas cómodo con esto, invita a tus contactos potenciales a tomar un café virtual.

 

4. Aprende a venderte

Me sorprende la cantidad de conversaciones que he tenido en estos años donde ejecutivos incluso de muy alto nivel no saben venderse. Ahora más que nunca es esencial aprender a venderte. Eso no quiere decir que vas a estar con tu trombón tocando a los cuatro vientos lo maravilloso o maravillosa que eres, por supuesto que no, pero sí necesitas tener una claridad absoluta en saber qué es lo que haces bien, lo que has aportado en tu empresa, en lo que eres bueno y cuáles han sido tus logros.

 

Si aún no has trabajado en esto, te sugiero que detengas tu búsqueda y le des el tiempo que esto amerita. El tener claridad sobre estos puntos no sólo te va a servir en la entrevista, sino que te brindará una seguridad personal inmensa que sin duda se transmitirá en el entrevista.

 No saber venderte: un gran freno en tu carrera

 

5. Mantén el contacto

Si recientemente has participado de algún proceso que tal vez ha sido pausado dado el nuevo contexto y no has sabido más de la empresa, sal a darle el alcance tú.

 

Un correo simple diciendo “entiendo que estamos en situaciones extraordinarias, estaré atento para cuando avanzar con esto haga sentido para ustedes” puede sumarte algunos puntos. Te posiciona como una persona que entiende la complejidad y que además es flexible, abierta y proactiva.

 

No dejes cabos sueltos. Busca otras maneras de estar en contacto. Conecta con el gerente contratante a través de LinkedIn, si postea algo, comenta y muestra que tienes experiencia que aportar.

 

6. Sal de pensamiento túnel y ábrete a otras oportunidades.

Desarrolla tu búsqueda con una menta abierta. Todos tenemos metas y sueños profesionales que cumplir y que sin duda, cuando esto pase podremos ir por ellos. Dependiendo de tu urgencia por poner pan en la mesa, ábrete a las posibilidades y no descartes opciones porque no sean lo que conoces o has hecho hasta hoy.

 

Realiza tu búsqueda con mente curiosa, intentando ver cómo las habilidades que has desarrollado hasta hoy pueden cumplir con lo que se está requiriendo para el puesto.

 


Claramente no son tiempos fáciles, por eso mismo es muy importante que te enfoques en lo que sí puedes controlar: mejorar tus habilidades y salir al encuentro de tus redes de contactos. Hacer estas dos cosas de la mejor manera asegura que la próxima oportunidad llegue a ti y no a otra persona que tal vez sí esté haciendo el trabajo.